Un día muy particular…

Nubes grises, la lluvia golpea contra el vidrio, el pavimento está húmedo.

Estás organizando un evento.

Pensas en los temas que van a tratar, quienes serían los disertantes adecuados, incluso pensas en el orden y la duración que conviene  hacerlo.

“Recuerdo haber sido testigo en un evento, de como un docente, miraba su reloj y a los 20 minutos de haber comenzado, hacia levantar a todo el auditórium y les pedía que hicieran un giro sobre su asiento…”

Algo insólito…, sin embargo él sostenía, que estaba probado, que no se podía sostener la atención mas allá de 20 minutos.*

Decidís incluir un corte entre charlas para que no se hagan extensos los períodos.

Pensas en un Servicio de Cafetería, en un Coffee Break. Usas tu buscador habitual para navegar en la web, pones en la barra de diálogo:

“Servicio de Cafetería” 

Y aparecemos nosotros…

http://www.serviciodecafeteria.com.ar

A un paso de conocernos…

 

*www.elartedepresentar.com/2009/05/cuanto-debe-durar-una-presentacion/

The “Change-Up” in Lectures, publicado por los profesores Joan Middendorf and Alan Kalish de la Universidad de Indiana

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s